jueves, 10 de mayo de 2012

Miradas Perdidas

MARTIN TÚRTURA
fotografías

El cuerpo y sus huecos, esa mirada perdida a lo que no se dice y repercute en la carne.
Los placeres y los dolores del alma se abren camino por el sendero delcuerpo,  esculpido con ojo consciente, modelando al ser.
El cuerpo “deseante” de vida no concluye, sino que se regenera y adapta, se cansa y se recupera, en un eterno abanico de posibilidades.
Lo masculino y lo femenino no sexuado, sino de sentimiento puro y de caracteres  distintos;  suaves y delicadas unas, vigorosos y violentos los otros, que se aglutinan en puntos concentricos del pensamiento y resultan un solo inconciente colectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada